Uso de efectivo

El miedo al fraude y a la falta de privacidad del dinero ‘online’ consolidan al efectivo

El uso de dinero en metálico ha crecido este año entre 1,9% —en número de transacciones— y un 4,6% —en valor de las mismas—, según el primer estudio que se hace al respecto, de Aproser (Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad), que maneja el 95% del movimiento de efectivo que hay en España.

El propio Banco de España, que en ocasiones ha distribuido cifras contradictorias, constataba en un informe de hace un año que «el efectivo sigue siendo el medio más habitual de pago para los europeos en el punto de venta y, de forma similar, el preferido por el 53% de los españoles», por lo que hay que proteger su accesibilidad.

La privacidad y la seguridad son dos de los pilares que mantienen sólidos al efectivo, según Eduardo Cobas, secretario general de Aproser, quien pide «neutralidad» regulatoria para billetes y monedas: que no se regule favoreciendo a otros medios de pago como ocurrió en Suecia.

En total, en España se movieron casi 40.000 millones en operaciones en efectivo durante el primer trimestre de 2019. Siete de cada ocho euros se movieron en billetes de 5, 10, 20 y 50. Los de 100 y 200 euros acapararon un 5% del circulante, los de 500, un 3%, y las monedas apenas un 2%.

Fuente: El Confidencial